La mujer más poderosa del heavy sinfónico edita dos nuevos discos en pocas semanas, una finlandesa adoptada por Argentina que desacartona los egos del rock star haciendo compras en el súper como cualquier vecina.

Recién regresada de Rusia donde estuvo refrendando su música con la gira mundial del álbum “Colors in the dark”, Tarja Turunen (se pronuncia Taria Túrunen) no escapa como cualquier madre porteña a todas las necesidades cotidianas, por más que los portales de noticias musicales estallen con la novedad de no uno, sino dos nuevos discos de estudio a ver la luz en Junio y Agosto. Entusiasmada y sin poder ocultar la felicidad por el doble lanzamiento, este primer trabajo contiene más de 50 minutos de temas nuevos que verán la luz en junio, disco pensado para escuchar con tanto interés como “The Shadow Self”, álbum con fecha de salida el 5 de Agosto. Ya con una taza de té con hierbas, Tarja afirma que “si no hay humor en la vida y vos no podés reírte de vos mismo, no hay alegrías ni podés aprender de todos tus errores o de la vida en general. Me divierto mucho con mis shows y la gente con la que trabajo cada día, para mí resulta vital encontrar algo positivo en la vida cotidiana”.

Si no te hubieses dedicado a la música ¿Dónde estarías en este momento de tu vida y abocada a qué profesión?

Es una pregunta muy hipotética porque, desde que era muy pequeña, la música llenó mi vida. Supongo que habría estado trabajando dentro de teatros de todos modos, ya que siempre he amado el drama y he sido una chica de mente abierta y activa. Tal vez me hubiera convertido en actriz si no fuera tan fuerte mi amor por la música. Igual trato de no dormirme en lo conseguido y rotar con mis tareas, el año pasado decidí participar en el programa de TV “The Voice Of Finland”, donde están los nuevos valores que bus- can ganarse un buen lugar en el mundo musical. De alguna manera soy la antítesis de todo esto porque llegue a este lugar estudiando mu- cho cada día, cantando y creciendo con cada uno de mis proyectos artísticos. Pero sé que aún tengo que hacer una gran cantidad de cosas a fin de mantener una carrera exitosa. La televisión puede ser una manera de lograrlo, pero al mismo tiempo pienso que seguramente hay otras formas. Los participantes de estos ciclos deben asumir todos los riesgos, tomar conciencia del “efecto fama” que conllevan. Me alegra tener experiencia y el conocimiento de lo musical, con los cuales ahora puedo ayudar a los demás. Pude hablar sobre mis experiencias y alentarlos en cada caso, el programa realmente se ocupa del canto y fue la única razón para tomar parte en él.

Hablé con la guitarrista Nita Strauss, la violera estrella de Alice Cooper y me dijo que en el rock metálico o duro ya no sorprende que las mujeres tengan un espacio bastante protagónico. ¿Es así o hay que seguir luchando duro para que las mujeres tengan su lugar dentro de una escena que siempre fue abrumadoramente machista?

Nunca he necesitado defenderme o “luchar” dentro del mundo mayormente masculino del metal por el mero hecho de ser una mujer. Siempre he sido respetada en lo que hago por mis colegas varones. Tal vez eso sea así porque siempre he sido clara acerca de mis antecedentes en la música clásica y por haber comenzado – muchos años atrás– algo original con mi trabajo en el metal. Hay muchas mujeres fuertes, en diferentes y distintivos roles, en la escena del rock actual.

¿Qué cosas en lo personal aprendiste ahora tras haber sido madre?

Es muy claro, mis prioridades cambiaron desde que nació mi hija. Ella es la número uno en todo hoy en día, pero naturalmente eso no provocó que mis rutinas de trabajo cambien, porque ella ha aceptado el hecho de que su madre sea una artista con todas las actividades que esto implica. Hasta ahora ella ha estado viajando conmigo a todas partes durante las giras y las sesiones de grabación y ha visto cómo trabajo. Convertirme en madre me ha hecho más feliz y relajada, porque puedo ver las cosas buenas de mi hija todos los días. Ella lo es todo para mí.

Estamos a pocas semanas de cumplirse dos años de la muerte de Gustavo Cerati ¿Cómo lo recordás siendo alguien que canta sus temas en vivo?

Me acuerdo de esa mañana de Septiembre, fue algo realmente muy triste escuchar la noticia de su fallecimiento. Todo el mundo tenía la esperanza de que él aún pudiera volver, pero finalmente no lo hizo. Fue muy triste. Siempre me gustaron especialmente sus letras y la manera de escribirlas, muy poéticamente usando metáforas.

¿Cuáles fueron los mayores aciertos profesionales de tu marido argentino guiando tu carrera artística?

Antes trabajaba con gente que no tenía idea de cómo funcionaba el negocio de la música, entonces la diferencia fue muy grande desde que Marcelo (Cabulli) entró a ayudarme. Fue muy triste en general tener que enfrentar muchas muestras de racismo hacia mi marido por ser argentino y no europeo, al hablar con otros empresarios de la música. Los europeos tienden a no entender la vida en los países latinoamericanos, ni quieren entender; empiezan a tratarte como una mierda y a pensar demasiado en sí mismos. Esto es algo que realmente odio mucho. He estado viajando mucho en mi joven vida y he visto muchas maneras de obtener los mismos resultados independientemente de tu país de origen. Todos somos iguales, después de todo. He sido muy afortunada de tener a mi marido allí para ayudarme con mi carrera, ya que es bastante extraño compartir la vida amorosa y los asuntos de negocios, pero a nosotros nos funciona así.

Resulta cuanto menos curioso que una cantante rockera de Finlandia haya grabado un álbum en vivo en la ciudad de Rosario ¿Por qué tomaste esa decisión?

Era un buen momento para hacerlo, realizamos más de 200 shows en todo el mundo, era el tiempo apropiado, estaba feliz con lo que me pasaba y lo que quería testimoniar. Lo hice en Argentina porque es mi país, siento que es “mí” país. Me encanta vivir acá, estoy muy feliz y entonces lo que quería era mostrarle a los que no vinieron a mis shows todavía de qué se trata. Recorriendo la Argentina hallé teatros muy lindos, especialmente “El Círculo” allí en Rosario, estuve con mi banda ahí por última vez y fue decisivo.

¿Sentís que artistas como Evanescence copiaron de tu trabajo artístico?

No siento que suceda realmente eso, hay muchos grupos con una chica de pelo oscuro cantando heavy. Sé que hay artistas que copian ciertas cosas mías, me siento feliz generando esa tipo de influencia porque trabajé mucho y sigo trabajando. Siempre digo que es algo necesario para progresar, eso se lo inculco a mis alumnos de canto, siempre estoy tratando de ayudarlos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.