Se ha llevado el Globo de Oro a la Mejor Actriz de Reparto por su trabajo en “American Horror Story: Hotel”, lo cual, técnicamente, ha sido una validación para sus aspiraciones dramáticas. Sin embargo, aún frente a las cámaras, Stefani Joanne Angelina Germanotta sigue siendo un misterio, el mismo que ciertamente ha ayudado a su apabullante carrera musical. La entrevista tampoco ayuda a develar quién es realmente Gaga, aunque se puede inferir que ha sido la brillante creación de una talentosa compositora que ha sabido acertarle al gusto popular.

Por Gabriel Lerman

Globo de Oro en mano, quien ahora está decidida a construir una segunda carrera no piensa detenerse. Entre concierto y concierto, y entre canción y canción, Germanotta ya se ha apuntado para protagonizar la nueva versión de “Nace una estrella”, en la que compartirá cartel con Bradley Cooper.

Has dicho que siempre quisiste ser actriz, antes que ser cantante…

Es cierto, pero eso no quiere decir que esté siempre actuando. No actúo cuando soy Gaga. Ella es parte de mí, y en cierta forma, tampoco actuaba cuando era La condesa en “American Horror Story”. Cuando subo a un escenario, simplemente me muestro como realmente soy, como existo en ese momento, y me siento muy afortunada de poder hacerlo. En cualquier caso, estudié teatro durante 10 años, específicamente la Teoría del Método, con los discípulos de Lee Strasberg. Me pareció la forma más peligrosa de seguir a Stanislavsky, porque uno intenta convertirse en el personaje, y usa todas sus emociones personales, algo que implícitamente te termina transportando a tu niñez. De todos modos, tengo que admitir que cuando abandonaba el set de “American Horror Story” y me iba a casa tenía que permitirle a la Condesa que siguiera conviviendo conmigo, de la misma manera en que lo hago cuando estoy en mi propio escenario. La diferencia es que en la serie yo no escribía el guión, pero sí lo hago cuando canto en The Garden. Pero yendo a tu pregunta, es cierto, nunca soñé tanto con algo como con ser actriz. Cuando actúo, no necesito tener el control. Le daba todo de mí a Ryan, y luego no necesitaba ver lo que habíamos grabado para decidir qué estaba bien y qué estaba mal. Lo hacía él. Es una libertad de la que no dispongo en mis shows. Esa es la razón por la que me gusta ser actriz, porque mi única responsabilidad es ponerme al servicio del creador.

¿Qué es lo que te da la actuación que no te da la música?

Es difícil de explicar. Pero puedo intentarlo diciendo que es muy bueno que alguien tan rebelde como yo tenga parámetros. Yo suelo dejarme llevar muy fácilmente, y todo puede salirse de control. Cuando trabajaba con Ryan Murphy sentía que tenía una red, que podía dejarme llevar porque él luego lo iba a editar todo. Es maravilloso no tener que estar a cargo de todo, que se ocupen de mí y me guíen. Además, he podido descubrir un millón de cosas sobre mí misma, sobre lo que quiero y lo que quiero ser. Pero aún más importante es que he encontrado un sitio en el que puedo poner mucho dolor y angustia que de otro modo no tendría en donde poner. Es cierto,  puedo usarlo de vez en cuando en mi música, pero no es lo que la gente espera de mi. Mis fans quieren una chica dulce y encantadora que los ponga a bailar, o “Bad Romance”. Y está bien que sea así. A mí me gusta darle a la gente lo que quiere, aunque es algo que he intentado con canciones como “Dope” o “Art Pop”, en donde pude mostrar un lado oscuro por más que estuviese envuelto en muchos colores. Pero eso no es lo que la gente quiere ver cuando va a mis conciertos. Les interesa más la perfección. Y en la serie podía mostrar la imperfección, algo que es muy liberador.

lady-gaga

¿Qué fue lo que descubriste sobre vos grabando la serie?

En mi primer día de trabajo recibí una nota de Sarah Paulson en la que ella me decía que yo pertenecía a ese mundo, que sólo me dejara llevar. Yo me paré frente a la cámara e hice exactamente eso. Cada vez que empezaba a hacer una escena, más allá de lo que me había memorizado y lo que había planificado, tenía una partitura que seguir, una idea de que es lo que iba a hacer. De esa forma, no estaba pensando en el parlamento que tenía que decir cuando interactuaba con el actor o actriz con quien estaba haciendo la escena, simplemente reaccionaba. En esos momentos en que lograba dejarme llevar, es cuando Ryan me decía que lo había hecho perfecto. Esa es la razón por la que le estoy tan agradecida, porque el no sólo me inspiró para ser buena, sino que me recordó que las cosas me salen mejor cuando soy yo misma, que es lo que siempre intento enseñarle a mis fans.

¿Cómo te llaman tus conocidos?

Me llaman por muchos nombres diferentes. Me llaman Gaga todo el tiempo y yo respondo como si fuera de verdad mi nombre, pero también aprecio el que me dieron mis padres. Por eso muchos de mis allegados me dicen Stefani, Stef o Steffie. Mi padre me llama Loopy, y mi amante me dice Babe.

Sos una de las mujeres más famosas del mundo. ¿Cómo lidiás con la celebridad?

Supongo que ese es uno de los mayores interrogantes de la fama. ¿Qué es lo que uno puede hacer con ella? En mi vida, desde el principio, me propuse que si iba a estar en un escenario, ya fuera frente a 5,10 o 50.000 personas, iba a tratar de ser honesta con respecto a mis convicciones, como mujer y como ser humano. Por eso puedo decir con orgullo que nunca he hecho algo que no quisiera hacer y siempre he tratado de transmitir un mensaje poderoso para la juventud, aún cuando fuese velado, retorcido e incluso irónico. Siempre he tratado de ayudar a la gente que se siente diferente, para que no se sientan solos. Yo crecí sintiéndome sola.

No eras feliz cuando eras chica, ¿no es así?

No. Me sentía muy sola cuando era chica, y no porque lo estuviera de verdad, o porque me hubiesen abandonado. Es una cuestión química con la que nacen algunos chicos, en donde no hay una razón para que se sientan solos, pero eso es lo que les pasa. Insisto, no es que no me hayan prestado atención de chica. Abusaron de mi cuando ya era más grande, pero no fue mi familia. Eso fue algo que ocurrió después. De lo que estoy hablando es de depresión.

¿Cómo apareció allí la música?

Empecé a tocar el piano cuando tenía 4 años. Me senté frente a él y empecé a tocar. Mis padres vieron mi entusiasmo y me enviaron a tomar lecciones. En cierta ocasión decidí que no quería seguir tocando. Y entonces me dijeron que me podía sentar frente al piano durante una hora y practicar, o quedarme frente al piano durante dos horas y no practicar. Crecí en un hogar muy disciplinado.

lady-gaga-2

Tu familia es de orígen italiano…

Sí. Era una familia muy sufrida. La hermana de mi padre falleció cuando tenía 19 años. El tenía 15 cuando ocurrió. Nunca llegué a conocerla pero fue muy fuerte para él haberla perdido. Ella tenía lupus, pero él no sabía que estaba enferma. Fue algo que afectó mucho a mi padre y también a mis abuelos. Ellos vinieron en un barco de Sicilia. El era zapatero y mi abuela lo ayudaba. Luego, más tarde, él se dedicó a trabajar en una empresa de seguros y las cosas le fueron mejor. Por eso siempre hubo una ambición interna muy fuerte en mí de tratar de superar mi situación económica, de ir mucho mas lejos de lo que te permite el lugar en el que has nacido. Mi padre es de Nueva Jersey y yo crecí en Nueva York. Debo decir que desde que escuché siendo niña la historia de lo que ocurrió con mi tía, y que mis abuelos lograron llegar mucho más lejos de lo que se suponía que podían llegaron el sudor de su frente, supe que todo iba a salir bien. Porque en definitiva me fuera bien o no en el mundo de la música, siempre nos íbamos a tener los unos a los otros. Mis padres perdieron sus trabajos después del 11 de septiembre y tuvieron que empezar con todo otra vez. Siento que todo lo que perdieron lo han recuperado a través mío, algo que a mí me hace sentir muy bien.

¿Qué es lo que te hace feliz cuando no estás ni cantando ni actuando?

Siempre sentí la necesidad de ayudar a aquellos que están solos en el mundo. Como te explicaba, crecí con una enorme depresión que es hereditaria en mi familia, que no sólo es italiana sino también católica. Los medicamentos, la terapia, los médicos y la salud mental no me funcionaban. Pero a medida que fui creciendo, encontré la libertad en la música. Por eso ahora quiero ayudar a los que se sienten como me sentía antes yo, y que a través de la imaginación y la creatividad pueden llegar a transformarse en quienes realmente quieren ser.

¿Y qué es lo que te enoja?

La gente que es cruel. Una de las personas en las que pienso más a menudo en ese sentido es Vladimir Putin. No entiendo a la gente que teniendo una voz la use para hacer el mal. Es algo que ocurre también en la sociedad, en donde las personas se la pasan hablando mal de los demás, quejándose y peleándose en internet, lo cual es una verdadera tontería.

¿Sentiste en algún momento que la forma extravagante de vestir por la que te hiciste conocida se volvió una especie de jaula para vos?

Absolutamente. La ropa solía ser, y todavía es, algo muy conectado con la libertad, una expresión de como me siento. Y si lo que me pongo es delirante, es porque yo me siento bastante delirante. Si me pongo algo clásico, es porque me siento muy centrada y clásica. Es algo bastante literal, por eso me resulta muy gracioso que haya gente que no entienda mi forma de vestirme. Si se me ve ridícula, es porque me siento ridícula. Es algo bastante simple. Pero ese estilo de vestir se convirtió en una jaula cuando la gente dejó de poder verme detrás de mi vestuario. Pensaban que lo único que me definía era mi forma de vestir, o que era un show, o que era una expresión artística. Lo cierto es que cuando ves a otros artistas vestirse para un evento, estoy segura que no es lo mismo que lo que ocurre conmigo. Porque en mi caso, hay toda una explicación. Hay un estilo de vida, en el que yo me he vestido como una groupie glamorosa de la década del ‘70 desde que tenía 18 años, y que es parte de mí. Pero es cierto, se convirtió en una jaula y por eso la tuve que romper. Pero es algo en lo que soy muy eficiente.  He tenido que romper la jaula ya varias veces. Me han contratado y me han despedido, me han usado y me han poseído, y sin embargo sobreviví a todo…

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.