Con 18 años, Shawn Mendes, el canadiense que lanzó su carrera a la fama gracias a subir videos de seis segundos a una red social, hoy realiza giras mundiales, lleva dos discos editados y acaba de lanzar su último single, “There’s Nothing Holdin’ Me Back”, además de ser la sensación de los charts.

¿Se acuerdan de Vine, la red social exclusiva para videos de seis segundos? Aunque tuvo unos 200 millones de usuarios, a los pocos años de ser creada, el proyecto dio por finalizada su función principal en el 2016, cuando Twitter anunció que dichos videos solo funcionarían al compartirse a través de su plataforma. Y aunque para muchos no sea más que un recuerdo fugaz, para el canadiense Shawn Mendes siempre quedará marcada a fuego. Es que, fue en esa misma aplicación donde el músico comenzó a subir sus videos, principalmente covers de Ed Sheeran, Justin Bieber y One Direction. Sí, ¡versiones de seis segundos! Y aunque la duración era ínfima, la trascendencia que logró fue enorme. Su salto a la fama mundial, sin ir más lejos.

Su vida cambió para siempre, al punto que desde marzo de este año se encuentra realizando una gira mundial bajo el marco de su segundo álbum, Illuminate. Y tras la reedición deluxe de ese disco, el millennial de 18 años lanzó un nuevo single, “There’s Nothing Holdin’ Me Back”. El joven no se detiene, el éxito se propaga y el temor a los errores que cualquiera en esa posición podría llegar a tener, es inexistente. “Taylor Swift me dijo una vez que no tenga miedo a equivocarme, porque la gente que está en el estadio no es crítica de música. Yo no estoy en un concurso de canto ni ellos son jueces, sino que vinieron a pasarla bien porque les gusta mi música. Y eso es algo en lo que pienso todas las noches”, aclaró Mendes hace pocos días a la publicación inglesa NME.

image005

Illuminate fue recibido con los brazos abiertos por los principales críticos del mundo, describiéndolo como un disco en donde “las agonías románticas se mezclan con situaciones amorosas y la intimidad de una habitación”. Handwritten, su disco debut del 2015, salió cuando Mendes tenía tan solo 17 años, teniendo una performance digan de una primera prueba. Además, las 120 mil copias vendidas lo posicionaron como un músico a tener en cuenta, más aún en tiempo donde los discos ya no venden, solo se bajan. Aunque el verdadero éxito del canadiense se vislumbra en sus fans, intensos y apasionados: “Mucha gente que lo ve desde afuera no lo puede entender. A veces ves a gente gritando, corriendo y llorando llena de histeria, y aunque eso parezca que te puede volver loco, en realidad es que no ves cuando estoy sentado en el lobby de un hotel hablando con alguno de ellos acerca de música, la vida y lo que piensan. La gente subestima lo inteligentes y creativos que los fans pueden ser”, explicó Mendes en la misma entrevista.

En los charts, la respuesta es aún más grande: siguiendo el camino de otros artistas que lograron trascender con el mismo impacto en poco tiempo, como Justin Bieber, por ejemplo, quien también se dio a conocer por un red social -¿casualidad en tiempos 2.0?-, Mendes se mantiene en lo más alto. Las listas de Billboard y Twitter Top Tracks son las primeras en dar nota de esto. “Ruin” logró estar en el podio, y como si esto fuera poco, “Mercy” la desbancó, logrando así ser el tercer músico en tener dos números uno seguidos. Sí, al igual que Bieber, una vez más. En Spotify la historia es similar. La plataforma de streaming publicó la lista de los 25 artistas menores de 25 años en ser lo más escuchados y el canadiense se ubicó en el primer puesto. Según información de la plataforma, unas 25 millones de personas escuchan su música solo allí. Nada mal…

Su éxito fue prematuro, pero el trabajo fue constante y la dedicación necesaria siempre estuvo: “Mucha gente piensa que las estrellas de las redes sociales no son estrellas reales, pero subestiman la cantidad de trabajo que toma editar y subir un video cada día, documentado tu vida de esa forma. Toma mucho esfuerzo”, sentenció el Mendes, quien como otros contemporáneos, utilizó las herramientas que todos tienen al alcance para mostrar su arte. Y obviamente, los pulgares azules fueron todos positivos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.