Como una de las series más esperadas de los últimos años, la expectativa en torno a Bull estuvo lejos de defraudar. En cierto grado de porcentaje la serie es deudora de NCIS, la serie que tuvo entre sus protagonistas a Michael Weatherly supo construir temporadas de profundo suspenso  que se tradujo en altos niveles de audiencia. De ahí a pensar que el protagonista de esta serie un psicólogo con ámplias dotes para desilvanar  situaciones  complejas-  fuese  un  rol  que  calzaba  como  un  guante  para  Weatherly hubo un sólo paso. Doctor Bull es sutil y complejo a la vez.

Combinando los intersticios de la mente humana, su intuición y la tecnología, llega al fondo  de casos policiales complejos y en apariencia de crimen perfecto. Por eso la tención  sube y hasta pica en punta en sus capítulos donde nada queda dicho del todo hasta el último minuto.

Diego Gez

 

Artículos Relacionados