En 16 composiciones que plantea la edición deluxe, Ed Sheeran se las ingenia  para  no  bajar  el  nivel  de  lo  conseguido  en  su  memorable  “X”,  pero  tampoco rompe cristales o dinamita colegios, para mostrarse fuera de esa humilde y sencilla persona que impactó a la sociedad mundial con la mera compañía de su guitarra y una voz bien aprovechada. “Divide” es una apropiada  vuelta  de  tuerca  al  mundo  Sheeran,  mostrando  que  no  se  necesita  la  ampulosidad  de  una  producción  para  que  un  disco  logre  la  “difícil”  misión de entretenernos de principio a fin. Bastante escondido en ese tímido muchacho, que igual se desboca un poco en su tradicional fiesta de cumpleaños, el joven artista llegó a la Argentina hace pocos días para llenar el Estadio Único de La Plata con apenas solo dos discos publicados, mientras la gente disfruta de una música sin atisbos rebuscados ni histerias incontrolables. Convertido en el boom del último lustro, el músico apenas arrancó, y ya puede comerse al globo terráqueo, si no se duerme en los numerosos laureles ya conseguidos. Telly Savalas

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.