Es sabido: las series se alimentan constantemente de la realidad que nos rodea y propuestas como Broadchurch hacen de esa apropiación un elemento de atracción comprobada. Esta historia que nació bajo la mirada creativa y social de Chris Chibnall, hace foco en la reacción de los detectives  Alec Hardy y Ellie Miller, que vuelven a las pantallas para resolver un nuevo crimen que lejos dista de resolución inmediata. Entonces, si en las temporadas pasadas un homicidio movilizó a toda una comunidad por el shock que siempre representa un crimen, esta vez la investigación de un caso de claro connotación sexual desatará una búsqueda frenética para encontrar a un responsable casi invisible a los hechos. Diego Gez.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.