Por Gabriel Imparato

La banda que había permanecido bastantes años sin reunirse para conmemorar su buena estructura compositiva, finalmente aceptó el convite de un cuidado festival provincial, aunque originalmente su retorno efectivo ocurrió durante el cumpleaños número 50 de su manager y sostén emocional Martín Rea. En un viernes frío con el presagio de una lluvia que jamás llegó, los Caballeros de la Quema dejaron en claro que su música es lejos una de las mejores discografías de un tiempo donde el rock fierita y otras tendencias dejaron fluir el ocaso de ciertos referentes nacionales. En un gran show impecable por donde se lo analice, los liderados por Iván Noble la rompieron en el Estadio Unico, un proyecto que solo se ve empañado por el muy obtuso ignorante que decidió dejar de lado en el CD la magistral joya “Romulo y Remo”, un arrasador hit que luce por su ausencia dentro del doble CD con el audio y las imágenes de un concierto inolvidable ante una multitud.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.