Por: Meli Navas

Tiene más sentido creer en Papá Noel que en un “para siempre”. Ese infinito trucho que tenemos en la cabeza nos hace actuar como si nada fuera a terminar y así, le damos snooze a la felicidad.

Hola, suena la Marimba Cósmica. Despertáte y disfrutá de esto que está pasando.

Porque todos estamos acá por UN tiempo. Tenemos 1UP.

Y entender la idea de finito, debería darnos una herramienta mental y emocional mucho más útil que…

(Dale play a la voz mental del Sr. Sprayette): EL BRAZO MANO, LE AYUDARÁ A LLEGAR A LUGARES INESPERADOS.

y que…

(TeVeCompras): EL H20 MOP X5 THREE NINE TWO THOUSAND, LIMPIA LAS SUPERFICIES Y LAS DEJA COMO NUEVAS

y que…

(Sprayette): EL CONFORTISSE BRA, VIENE CON DOS PECHOS INFLABLES Y UNO DE REPUESTO.

Sí, más útil que todo eso.

Es la herramienta ctrl+D  que activa el DESAPEGO para ayudarte a trascender algunas cositas de tu existencia humana.

Desapego no es sinónimo de “me dejó de importar”. Es sinónimo de poner las cosas en un lugar. De no dejarte sorprender por lo que ya sabés que es. Desapegarte te permite soltar más rápido para tomar algo nuevo.

Les voy a dar un ejemplo. Cuando me mudé de ciudad, a pesar de que había sido una decisión mía, iba de visita y cuando volvía no podía evitar llorar o angustiarme. O si pasaba algo, me llenaba de culpa por no estar ahí. Pero, después con el tiempo logré dar vuelta el sentimiento negativo que de “no estar para mi familia.” Me di cuenta que me estaba resistiendo a la naturaleza del universo.

Acá viene mi teoría:
Si yo tengo solo 1UP,  con ellos o con cualquier persona que me cruce, voy a pasar una determinada cantidad de tiempo limitada. Porque algunos son más grandes que yo y porque acá no funciona el truquito de las 100 monedas del Mario Bros que te daba una vida extra.  Entonces en términos absolutos todo sigue igual. Volverme a Rosario no lo cambia. Esa cantidad de tiempo siempre va a ser limitada, viviendo o no ahí.
¿Por qué torturarme mentalmente y cargarme de la responsabilidad de alargar ese camino? ¿Por qué no mejor, entregarme a lo que es natural, fluir y tratar de disfrutar el tiempo que SI paso con ellos?
La respuesta es porque mi mente humana me convence de que necesito TODO eso, sino no soy feliz. Siempre un poco más porque el poco que tengo es muy poco. Un poco más de vacaciones, un poco más de dinero, un poco más de compromiso. Así nos autolastimamos. Keep calm and fill your glass. ¿Cómo? Aceptando que poco es bueno y sonriendo.
Los felices son los que están más allá del “tener todo”. Son “poco-lovers” y ponen el foco en los recursos interiores y no en el contexto. Eso da como resultado, que no importa si hay más o menos, ellos siempre van a tenerse. Son la constante de las situaciones que viven, lo que les asegura que van a ser felices y a comer perdices. Después de todo menos es más feliz.

Gloria a esa gente.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.