Los Beastie Boys tienen más historias de las que se conocen, una de ellas es la de Brooklyn, la banda que Adam creó en 1987 junto a Darry Jenifer de los Bad Brains. Hablamos en exclusiva con uno de los protagonistas.

Corría 1987, Licensed to Ill el primer disco de los Beastie Boys había sido todo un éxito y el trío se mostraba como una de las bandas con más proyección del momento, sin embargo, el hartazgo de la giras, y los conflictos creativos hizo que por un breve periodo se separaran, y cada uno hiciera su vida. 

Adam Yauch decidió formar su propio grupo, y por eso llamó a un par de músicos amigos y creó Brooklyn, su nueva apuesta punk. Tom Cushman, amigo de la banda y colaborador en el primer disco de los raperos, Darryl Jenifer, bajista histórico de la mítica banda Bad Brains y Doug Thompson, por ese entonces baterista Murphy Law, formaron junto al cantante esta banda que no llegó a sacar ningún disco, pero quedó en la historia.

En diálogo en exclusiva con FDH y desde Nueva York, Doug Thompson contó este loco capítulo de la historia del punk norteamericano, que logró unir a los Beastie Boys y a Bad Brains.

Brooklyn, la súper banda punk de los Beastie Boys y los Bad Brains

La formación

Según el baterista, el contacto lo hizo cuando su banda “Murphy Law”, la banda en la que yo tocaba, estaba de gira con los Beastie Boys en la promoción de Licensed to Ill, en 1987. 

“Un día Adam (Yauch) se acercó y me dijo ‘Estoy armando una banda, ¿te gustaría ser el baterista?’, le dije que claro, le escribí mi número de teléfono en una tarjeta y asumí que nunca más iba a saber sobre eso”, admitió Doug. 

“Unas semanas después de haber vuelto, me llamó y nos reunimos. Él ya había escrito canciones con su amigo, el guitarrista Tom Cushman que ya había trabajado con los Beastie Boys”. 

La participación de Darry Jenifer

“Conocimos a Darryl (Jenifer) en el estudio una noche. Adam ya tenía pensada la música y nos repartió casetes. No pudimos trabajar muchas cosas propias, en ese momento yo seguía con las giras y Darryl estaba grabando con los Bad Brains el disco “Quickness”, contó el baterista.

“Yo no podía creerlo, tocaba con Darryl Jenifer de los Bad Brains, el tipo es un dios y me ayudó a convertirme en un mejor baterista”, admitió, mostrando su admiración por el histórico músico.

A pesar de solo haber dado un show, y nunca haber grabado un disco, si se llegó a grabar un demo que alguien logró filtrar a internet. Allí está la prueba de que la canción “Gratitude”, de los Beastie Boys, había sido originalmente una de Brooklyn.

“Imaginate estar en un estudio cuando Darryl tocó ese riff. Darryl puso mucho en ese riff, no era del estilo de los Beasties. Nosotros poniamos más rock”, contó el músico. 

El final

Después de su primer, y único, show la banda se separó y cada uno llevó su camino a otro punto. Los Beastie Boys volvieron a reunirse y hicieron historia en la música, Bad Brains se convirtió en una de las bandas más emblemáticas de la escena punk mientras que Doug siguió varios años ligado a la música y hoy es el dueño de un pequeño bistro en Nueva York.

“De la misma manera que saltamos de la nada a la “fama” desaparecimos, salimos incluso en la revista Thrasher todo eso que nos llamaban “El super grupo Brooklyn”, tan rápido como… los de Murphy Law me preguntaban “¿Qué está pasando?” y yo sólo seguía con la corriente. Firmé un contrato que el demo sería para Capitol Records y Adam fue a California y empezó a trabajar en Paul Boutique… ahí terminó todo. Él estaba otra vez en Beastie Boys Land. Yo creo que Daryl siempre esperó…. yo siempre esperé que un día nos volviéramos a reunir todos”.

Mantenete al tanto de toda la información sobre música, películas, series, viajes y cultura, presionando ACÁ.